Aftas

AftaLas úlceras bucales, también llamadas aftas, son lesiones pequeñas y superficiales que se desarrollan en los tejidos blandos de la boca o en la base de las encías. A diferencia de herpes labial, las aftas no se producen en la superficie de los labios y no son contagiosas. Sin embargo, pueden ser dolorosas y puede hacer difícil comer y hablar.

La mayoría de las aftas desaparecen por sí solas en una o dos semanas. Consulte con su médico o dentista si tiene aftas inusualmente grandes o dolorosas o úlceras bucales que no parecen sanar.

Síntomas

La mayoría de las úlceras bucales son redondas u ovaladas con un centro blanco o amarillo y un borde rojo. Leer más acerca de los síntomas de las aftas.

Causas

Los posibles factores desencadenantes de las úlceras bucales incluyen una lesión menor en la boca, accidentes deportivos, alimentos picantes o ácidos, etc. Leer más acerca de las causas de las aftas.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede desarrollar aftas dolorosas, pero estos factores le hacen más susceptible. Leer más acerca de los factores de riesgo de las aftas.

Diagnóstico

Las pruebas no son necesarias para el diagnóstico de las úlceras bucales. Su médico o dentista puede identificarlas con un examen visual. Leer más acerca del diagnóstico de las aftas.

Tratamiento

Existen muchas opciones de tratamiento, que van desde los enjuagues bucales y ungüentos tópicos a los corticosteroides sistémicos para los casos más severos. Leer más acerca del tratamiento de las aftas.

Remedios caseros

Para ayudar a aliviar el dolor y acelerar la curación de las aftas enjuague su boca, evite los alimentos abrasivos, ácidos o picantes, aplique hielo, etc. Leer más acerca de los remedios caseros para las aftas.

Prevención

Las aftas suelen volver a aparecer, pero puede ser capaz de reducir su frecuencia siguiendo los siguientes consejos. Leer más acerca de la prevención de las aftas.